Reinventarse con 35 tipos de tortillas

Todo empezó hace casi 5 años, cuando Alfonso y su mujer Delia Jiménez Agurruza abrieron el local como un negocio familiar. Alfonso cuenta que las tortillas son una obsesión que tiene desde que era un niño. Siempre le había gustado la cocina, la hostelería. Antes era director de una empresa que cerró con la crisis de 2008/2009  y tuvo que reinventarse. En ese momento, tuvo la opción de elegir lo que siempre había querido ser, cocinero.