Sonreír pase lo que pase

Algunos navarros como Manuel Chandía o Jokin Ventura no quisieron quedarse de brazos cruzados durante el confinamiento y decidieron darle a esta situación un buen toque de alegría. La originalidad, el humor y las ganas de hacer pasar un buen rato pasaron de ser unos simples vídeos grabados en una terraza o un salón, a convertirse en la vía de escape para muchas personas. Un año después nos cuentan cómo lo vivieron.