Sonreír pase lo que pase

Durante los meses de confinamiento, el aumento de los contagios y muertes en el país o la inestabilidad económica eran el pan de cada día. Sin embargo, algunos navarros como Manuel Chandía o Jokin Ventura no quisieron quedarse de brazos cruzados y darle a esta situación un buen toque de alegría. La originalidad, el humor y las ganas de hacer pasar un buen rato pasaron de ser unos simples vídeos grabados en una terraza o un salón, a convertirse en la vía de escape para muchas personas. Un año después nos cuentan cómo lo vivieron

Manuel Chandía

“Me siento muy orgulloso de haber hecho feliz a tanta gente”

Manuel Chandía fue y sigue siendo uno de los navarros más virales tras la llegada de la pandemia el pasado año. Muy forofo de Osasuna, este estellés de 48 años afincado en Villatuerta es árbitro de fútbol y también ex jugador durante 30 años en varios clubes de Navarra como el Izarra, Idoya o Arenas, entre otros. Empezó haciendo playback en algunos pueblos cercanos como Santa Cruz de Campezo o Etxabarri, y desde los 16 años ha destacado por sus interpretaciones a Pimpinela o Pedrito Fernández acompañado de su hermana. “La música me ha gustado siempre, y en cuanto tengo la opción me pongo a cantar de la forma que sea”, comenta Chandía.  

Este showman sigue siendo recordado en Navarra por sus interpretaciones musicales durante el confinamiento. Todo empezó un 16 de marzo, ya declarado el estado de alarma,  mientras Manuel veía la televisión le llamó la atención una canción de Camela que emitían por la tarde. “Cogí rápido el móvil y grabé a capela la misma canción”, recuerda. Después de mandarla a sus amigos por varios grupos de WhatsApp no se imaginaba la repercusión y mensajes que iba a recibir de vuelta. “Muchos me dijeron que lo hice mejor que el propio Camela y la gran mayoría pidieron que grabara más”, añade. Coincidiendo los primeros días confinados en casa y con pocas esperanzas de que fuera a mejorar la situación, no tardaron en llegar incontables peticiones a su teléfono.  

“Pensé en hacer cada día una canción estudiada con la letra y todo, pero no era nada fácil”, afirma Chandía. Sin embargo, después de varios días fue cumpliendo con las peticiones que le iban llegando y la posibilidad de cumplir con una rutina diaria se empezó a ver con más claridad. Manuel explica cómo se le fueron acumulando las peticiones como Camela, Kortatu o incluso Julio iglesias, muchas llegadas de Navarra, España y otros países como Chile, Ecuador o Colombia. “Al día mandaría los vídeos a 500 personas o incluso más. Desbordó mis expectativas”, recuerda Chandía. 

“Cuando me di cuenta del bien que estaba haciendo a la gente y las sonrisas que estaba sacando en tiempos de inquietud, me motivé a seguir haciéndolo todos los días”

Como él mismo dice, “no quería aburrir a la gente con una canción demasiado larga, así que las hacía de un minuto y poco más como mucho”. Este árbitro navarro es hijo de Alfredo Chandía, el cual destacó por sus playbacks en algunos pueblos de Navarra, llegando incluso a salir en varios programas locales de televisión. “Era bastante conocido por su interpretación a Rafael”, afirma Manuel. Empezó cantando a capela, una idea que mantuvo para el resto de sus vídeos y que le aportaría más personalidad en sus diferentes interpretaciones. Eso sí, había canciones que tardaban un poco más de la cuenta en grabarse, pues algunas de estas peticiones salían de su línea habitual. Al ser consciente del bien que estaba haciendo a tanta gente procuró ser muy cuidadoso con cada uno de sus vídeos y esforzarse en hacerlo lo mejor posible. 

“Cuando me di cuenta del bien que estaba haciendo a la gente y las sonrisas que estaba sacando en tiempos de inquietud, me motivé a seguir haciéndolo todos los días”, comenta Manuel. Empezó a verlo como un trabajo donde tenía muchas peticiones de gente que esperaban a Chandía. En los setenta vídeos que presume hoy, las dedicatorias son de todo tipo, desde bares, calles, cumpleaños, pueblos de alrededor, equipos de fútbol, asociaciones… Todos los días estas canciones tenían una dedicatoria concreta que, según Manuel, “hacía más especial su rutina”. 

Sin embargo, hubo un momento en plena Semana Santa durante el confinamiento que decidió parar con su rutina. Varios mensajes de los grupos a los que mandaba sus vídeos no le sentaron muy bien y estuvo sin grabar y mandar sus vídeos durante dos días. Al tercer día la repercusión que tuvo y los mensajes de sus seguidores preguntándole el porqué de su parón le motivó para estar de vuelta con la misma garra de siempre. Eso sí, aprovechando que empezaban las primeras semanas de desescalada en el país, concretamente hasta el día de la Virgen del Puy de Estella (25 de mayo), Chandía decidió aparcar por el momento sus rutinarios vídeos hasta un posible futuro llamamiento en sus grupos de Whatsapp. 
Un momento que ayudó a Chandía a ser del todo consciente del bien que estaba haciendo con sus vídeos a la sociedad navarra fue al recibir tantos mensajes de niños y niñas. “Quise tener un detalle con ellos mandándoles la canción de José Luís Perales Que canten los niños”, añade. También tiene un buen recuerdo del Día de la Madre, en el cual tuvo también un cariñoso gesto dedicando a todas ellas uno de sus vídeos.

“no quería aburrir a la gente con una canción demasiado larga, así que las hacía de un minuto y poco más como mucho” . Foto cedida por Manuel Chandía.

Durante el confinamiento muchas personas cumplieron con su rutina y Manuel Chandía fue también uno de ellos. “Nada más levantarme desayunaba, preparaba la canción y la ropa que iba a usar cada día”, comenta. Su hijo le acompañaba en la que fue su rutina durante todo el confinamiento. Al estar todas las tiendas cerradas durante estos meses, Manuel tuvo que apañarse con la ropa que iba encontrando por casa. A las once de la mañana no fallaba con sus grupos de Whatsapp y entre ellos se iban difundiendo los vídeos. Chandía jamás se hubiera imaginado la repercusión que iba a tener. Además de sus grandes interpretaciones de Pimpinela o Pedrito Fernández, a este showman le gusta destacar otros vídeos como la canción Maldito Duende de Héroes del Silencio y otras como Mierda de Ciudad del grupo vasco Kortatu.

“Todos los días tenían un aliciente, sabía que mucha gente esperaba mis vídeos”

Sin embargo, las interpretaciones que más repercusión tuvieron fueron las canciones de “Iglesia”, como le gusta llamar a Manuel. “Mi padre, Alfredo, ha sido Sacristán muchos años en La Oliva. Siempre me han gustado las canciones de misa”, afirma. A pesar de algunas peticiones de canciones que recuerda con más cariño, para Chandía “todos los días tenían un aliciente, pues sabía que mucha gente esperaba con incertidumbre la temática de mis vídeos”, asegura. 

Sin duda Manuel no quiso quedarse de brazos cruzados durante el confinamiento y se lanzó a aportar su grano de arena como otros muchos. “Creo que todos le hemos sacado algo bueno al confinamiento. Agradezco poder salir a correr todos los días, cantar y estar con la familia”, comenta. No solo fue un gran apoyo para todos los que recibían estos vídeos, pues tanto él como su familia encontraron en esta rutina su vía de escape. Pasado ya el confinamiento muchas personas y organizaciones tuvieron con él un gesto de agradecimiento por su gran aportación de positivismo y alegría a la sociedad navarra en tiempos de drama e incertidumbre. “Salí mucho en mis vídeos con camisetas y material de Osasuna y un amigo mío consiguió que el patrocinador Lacturale me regalara unos detalles”, recuerda Chandía. 
Cumpliéndose un año de la llegada de esta pandemia a nuestras vidas y aún con la incertidumbre de no poner fecha de final, Chandía tiene pensado volver a la batalla con sus vídeos. Lo más probable es que no pueda seguir la rutina diaria que mantuvo durante el confinamiento, pero no quiere perder la esencia de siempre. No se olvidará de los grandes artistas con los que ha hecho disfrutar a tanta gente durante el confinamiento y tiene la intención de dar más protagonismo a otros grandes referentes en su vida y la de su padre como el gran Rafael. Echando la vista atrás, Manuel está seguro de haber acertado con sus interpretaciones. “Jamás me hubiera imaginado llegar a tanto… Me siento muy orgulloso de haber hecho feliz a tanta gente”, asegura. 

Jokin Ventura Arbilla

“Si me pusiera a cifrar la cantidad de mensajes que me escribieron durante este momento de gente que lo estaba pasando mal y esto les animaba, se me saltan las lágrimas”

Jokin Ventura Arbilla tiene 55 años y trabaja desde hace 32 años en Renault Unsain. Él se define como una persona divertida para sus amigos, sin embargo la pandemia hizo que compartiera su diversión con el resto del mundo. Durante el confinamiento fue conocido por su lema “Me aburro, me aburro, me aburro mucho”. En su canal de Youtube realizó más de 42 vídeos en los que obtuvo más de 300.000 visualizaciones. Desde su balcón de Mutilva Alta consiguió llegar hasta Chile, Sudáfrica y otros lugares del planeta…

Todo empezó el 22 de marzo de 2020 en un momento de “siroco”, de aburrimiento producido por el confinamiento en casa. Jokin necesitaba soltar lo que llevaba dentro y se le ocurrió salir al balcón, disfrazado, con un megáfono, a decir su ya famosa frase “me aburro, me aburro, me aburro mucho”. En un primer momento, la grabación la hizo para hacer algo divertido en el grupo de Whatsapp de amigos, pero terminó llegando a mucha gente.

Tras su primera grabación se quedó tan satisfecho y dijo: “Mañana también voy a salir, para quedarme a gusto”. Pensó que salir todos los días vestido igual era aburrido, así que decidió ir cambiando, sacando el buceador, vestido de gnomo y disfrazándose de los personajes de las películas que le habían impactado a lo largo de su vida. 

Siempre ha sido una persona creativa y divertida y se plasma en el resultado de sus videos que son muy acordes a su manera de ser: “Me salió hacerlo así porque soy así”

La acogida que tuvieron sus grabaciones le sorprendió: ”No pensaba que iba a llegar a tanta gente y que iba a ser tan viral la verdad es que el seguimiento de la gente. Fue espectacular”.

Mucha gente famosa se puso en contacto con Jokin a través de la visualización de sus vídeos. “Se agradeció bastante ya que hacer algo para divertir a la gente y tener esta respuesta supuso un plus motivacional. Las entrevistas que me ofrecieron fue en Telecinco, La Sexta, Aragón tv, en radio, Diario de Navarra y hasta en un medio de Santiago de Chile. “Tuvo mucho impacto en Sudamérica, recibí mensajes desde Australia, India, Sudáfrica, Canadá, Rusia”. De hecho una chica rusa que me escribía y me decía que en Rusia y en Polonia ya saben decir, “Me aburro, me aburro mucho”.” A la chica rusa se le sumó una  una profesora que daba español en Boston que le pidió a Ventura que les hiciera un audio para los chavales que estaban confinados para que ellos lo pudiesen traducir a castellano. A nivel mundial tuvo mucho impacto.  “Yo que no domino el inglés tuve que tirar de traductor porque había que contestar a todo el mundo” asegura entre risas Jokin Ventura.

Una de las cosas que más satisfacción le producía eran los 200 o 300 mensajes diarios de gente animando para que no parase de subir vídeos. Si durante esos momentos Jokin pensaba en alguien, era en los que durante esos momentos estaban en primera línea luchando contra el virus. “Fue la verdad algo muy divertido sobre todo para los que lo estaban pasando mal ya que esto les daba un punto de alegría, esto me lo transmitían a través de mensajes”. “La gente esperaba ansiosa a las 14:30h para ver la tontería que yo había sacado en el balcón y esto fue una de las cosas que más me animó a seguir. Al principio era una chorrada que era para hacer reír a la gente y después se convirtió en algo importante para muchos y tuve claro que los vídeos tenían que seguir hasta el final del confinamiento”.

Jokin guarda muy buenos recuerdos de los disfraces, en general se centró en personajes de películas para no herir sensibilidades de nadie. Cada disfraz tenía su trabajo, todos tenían su punto de imitación, además no sólo pensaba en personajes también pensaba en los materiales que tenía por casa para poder utilizar para estos disfraces. Utilizaba cartón, cinta carrocera y témperas para hacer complementos. 

La verdad es que me cifras cualquiera de los vídeos y todos tienen su pequeña historia de preparación, búsqueda y su resto. Al final creo que los vídeos quedaron bastante bien

Del confinamiento Ventura no tiene muy buenos recuerdos, porque, señala que no había noticias buenas en ningún sitio. Para el viral, lo importante es que sus vídeos llegasen a grupos de hospitales, geriátricos o gente que lo estaba pasando mal, “fue una ayuda de humor, alegría o frescura, algo distinto a lo que se veía en televisión durante ese momento, esto es una de las claves que ayudó a Ventura seguir produciendo vídeos. “Se hizo un poco duro, porque tenía presión y no quería fallar a esa gente”. 

“Con los amigos y la gente que me conoce pues al final eran risas y pasar un buen momento, no tenía esa presión porque sabía que les gustaría. La gente que más necesitaba de estas buenas noticias me pedía que no lo dejase”.

“Si me pusiera a cifrar la cantidad de mensajes que me escribieron durante este momento de gente que lo estaba pasando mal y esto le animaba se me saltan las lágrimas”

Jokin Ventura no ha seguido realizando vídeos más allá de los que hizo durante el confinamiento. De momento no tiene ninguna idea pensada para seguir con los vídeos porque cuenta que él los hizo durante  una situación excepcional, que espera que no se vuelva a repetir. Además de los vídeos de “Me aburro, me aburro, me aburro mucho” también hace vídeos “graciosos” durante todos sus cumpleaños aparece con un vídeo divertido. “Los cuelgo en Facebook o los paso vía whatsapp” pero tampoco va más allá, ya que los hace en situaciones más de fiesta o reuniones, pero con menos intensidad porque la situación no es como en el confinamiento. Espero que no se vuelva a repetir una situación así“.

Manuel Chandía y Jokin Ventura, sacaron algo bueno del confinamiento y es que incluso en momentos de drama e incertidumbre nos recordaron que siempre podemos salir a sacar una sonrisa. Estos dos navarros han ayudado a muchas personas a disfrutar de buenos momentos e incluso a darle una vuelta de alegría a unos meses que seguirán en el recuerdo. 

Suscríbete a la newsletter de Garrote Digital

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

úLTIMOS REPORTAJES

Nuevos TFGs, nuevos periodistas

Entre los meses de abril y mayo los alumnos de último curso de la Facultad de Comunicación exponen trabajos que consisten en la ideación de un medio de comunicación, tanto en su vertiente empresarial como en la redaccional. Este jueves serán 69 los alumnos que pasarán ante el jurado formado por María Moya, Ana Ormaechea y Leire Ariz. Hay siete grupos y presentarán dos miembros de cada uno. Los directores pasan por Garrote Digital para dar las claves.

Leer más

La crisis una oportunidad para el bosque

Juan Goñi tiene 53 años y es natural de Tafalla. Durante buena parte de su vida se ha dedicado a la informática, pero en un momento en el que ya no podía más con el estrés de la vida moderna, la ciudad y la vida urbana llena de prisas, decidió que tenía que  irse al campo y empezar de nuevo. Desde entonces trabaja como guía turístico de naturaleza en “Navarra al Natural” (Oronoz-Mugaire). Se considera orgulloso “hijo de Félix Rodríguez de la Fuente” como mucha gente de su generación en España

Leer más

One Last Breath, el estreno de Navarra en los videojuegos

Por primera vez en la historia Navarra va a contar con un videojuego íntegramente hecho en la provincia. Moonatic Studios son los encargados de llevarlo a cabo, un grupo de estudiantes del grado de superior de videojuegos de Creanavarra Un videojuego no se hace de un día para otro, o sino que se lo digan a Eneko Zubiaurre López y a su equipo de Moonatic Studios. La historia comenzó como un Trabajo de Fin…

Leer más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s