La remontada al cáncer infantil

El pasado 2 de diciembre la Fundación Remonte Euskal Jai Berri entregó 10.210 euros para la Asociación Adano gracias a la celebración de varias competiciones. Tras un duro confinamiento para el sector deportivo en Navarra, desde la fundación no se olvidaron de los niños con los que llevan colaborando desde 2012

Desde 2012 la Fundación Remonte Euskal Jai Berri tiene la finalidad de ayudar a niños con cáncer. Foto de la Fundación Remonte.

Fue en 2012 cuando decidieron fusionar el proyecto deportivo de la Fundación Remonte a un fin solidario centrado en los niños y, en este caso, al cáncer infantil. Ana Muniáin López lleva veinticinco años como trabajadora social en Adano, la Asociación de Ayuda a Niños con Cáncer de Navarra. En este reportaje es la voz de esta asociación que fue fundada por el doctor Javier Molina. “El vínculo entre la Fundación Remonte y Adano surgió en el Congreso de la Sociedad Española de Onco-Hematología Pediátrica (SEOP)”, añade Ana.

“Unimos nuestro proyecto de impulsar el remonte en chavales jóvenes y poder apoyar a los niños afectados por el cáncer infantil en Navarra”

Jaime aguiire, GERENTE DE LA FUNdació remonte euskal jai berri

Fue a raíz de este evento cuando se consolidó la idea de unir el proyecto solidario entre los dos. Jaime Aguirre García es el gerente y uno de los fundadores de la Fundación Remonte Euskal Jai Berri, siendo también hace años palista profesional. “Organizamos un festival en el Frontón Labrit de Pamplona al que acudieron todos los médicos de un congreso organizado por el Colegio de Médicos de esta ciudad. Así comenzamos”, afirma Jaime Aguirre. Lo que se recaudó durante esta competición fue la primera aportación que la Fundación Remonte tuvo con Adano, para más tarde comenzar una colaboración de manera oficial.

Jaime Aguirre, en el frontón Euskal Jai Berri: “Queremos impulsar el remonte en chavales jóvenes y ayudar a niños afectados por el cáncer infantil”. Autor: Gonzalo Cámara.

Se valoró dentro del patronato de la fundación que esta colaboración se hacía aún más interesante si se vinculaba con una asociación centrada en los niños de Navarra. “Unimos nuestro proyecto de impulsar el remonte en chavales jóvenes y poder apoyar a los niños afectados por el cáncer infantil en Navarra”, comenta Jaime.

La Fundación Remonte, con sede en Huarte, nació en el año 2004 con el objetivo de impulsar el remonte como la única modalidad de pelota vasca originaria de Navarra. Mediante la creación de escuelas y la organización de torneos buscan incrementar el número de aficionados y mantener esta tradición deportiva de cara a las futuras generaciones de esta comunidad. No muy lejos de esta fundación, también en Navarra y concretamente en el número 13 de la calle Ermitagaña de Pamplona, se encuentra Adano. Una asociación encargada de garantizar que las necesidades e intereses de los niños con cáncer y sus familias en Navarra fueran atendidas desde 1989.

A través de profesionales del área psicosocial, la comunicación, el apoyo entre los afectados por esta enfermedad o la coordinación con los equipos médicos tratan de mejorar la calidad de vida para estos niños y sus familias. Otra de sus labores principales es, según la trabajadora social en esta asociación Ana Muniáin, “concienciar a la sociedad de esta enfermedad, los conflictos que genera dentro y fuera de las familias y cómo saber gestionarla”. El porqué de este reportaje se debe a la unión generada entre estas dos entidades navarras al compartir una misma misión centrada en las nuevas generaciones de Navarra.

Adano se fundó en 1989 con el objetivo de ayudar a niños con cáncer en Navarra. Autor: Gonzalo Cámara.

Volviendo a la Fundación Remonte, Jaime explica cómo el principal objetivo de la fundación era en un primer momento reflotar la actividad deportiva del frontón de Huarte. Los dos primeros años se trabajó con el objetivo de relanzar el remonte en diferentes pasos como la producción de moldes para cestas a base de otros materiales más comerciales como el plástico. A partir del tercer año, se vio que la actividad de esta fundación de mantener el remonte en el Frontón Euskal Jai se quedaba corta y decidieron abrirse a la celebración de torneos.

“A pesar de la pandemia, la temporada pasada se consiguió una de las mayores aportaciones en los últimos años”

JAIME AGUIRRE

“Para ello empezamos a adaptar este deporte a los diferentes frontones repartidos por Navarra y, a su vez, empezar a mirar más hacia las nuevas generaciones en la creación de escuelas”, asegura Jaime.  Hasta el año 2012 su principal actividad se mantuvo en la línea de organización de festivales y la creación de escuelas, que es como se le llama a los torneos y competiciones de esta modalidad deportiva, y así expandir poco a poco el remonte tanto dentro como fuera de Navarra.

La Fundación Remonte también cuenta con remontes adaptados para fomentar el deporte entre los más pequeños. Foto de Gonzalo Cámara.

Esta fundación también alcanza otras asociaciones entre sus objetivos solidarios. Sin embargo, Adano es sin duda la más beneficiada. Según Jaime Aguirre, “a pesar de la pandemia, en la temporada pasada se consiguió una de las mayores aportaciones en los últimos años”. A parte de las ayudas públicas provenientes del Gobierno de Navarra, Adano también depende de las colaboraciones en los eventos, torneos y festivales de otras empresas que en su gran mayoría dejaron de celebrarse por la crisis sanitaria.

Llegados a finales de junio de 2020, gracias a la celebración de varios torneos de remonte, los ingresos fueron creciendo hasta tal punto de poder donar a Adano una cantidad de 10.210 euros. Esta suma económica se fue acumulando durante todos los torneos celebrados entre junio y septiembre del año 2020, tales como el VI Torneo Casco Viejo de Pamplona de Remonte 2020 o el XV Torneo Comunidad Foral de Navarra. Este bonito gesto de solidaridad también estuvo respaldado por la empresa navarra e-Remonte, fundada el año pasado y encargada de gestionar la plantilla de remontistas junto a la Fundación Remonte.

El nacimiento de e-Remonte en plena pandemia

Hasta el año pasado la Fundación Remonte Euskal Jai había tenido una colaboración con la empresa guipuzcoana Oriamendi, encargada de gestionar la plantilla de remontistas profesionales. “Esto ha sido así históricamente, a pesar de ser una modalidad que ha nacido aquí y sus grandes figuras siempre han sido navarras”, afirma Jaime. Por diferentes motivos (disputas relacionadas con el tema presupuestario, la disponibilidad de las plantillas y otros motivos deportivos), el patronato de la fundación decidió romper la relación con esta empresa y mirar hacia un nuevo proyecto deportivo que comenzó a finales de junio de 2020.

Varios colaboradores y patrocinadores de la fundación dieron el primer paso en la creación de esta alternativa que debía mantener los contratos de patrocinios a flote. Tras un acuerdo con Gobierno de Navarra y la empresa Oriamendi, el problema de repartir la plantilla de remontistas terminó siendo muy igualitario. “Sirvió de empuje para poner los primeros cimientos a la empresa, pero con la llegada de la pandemia se tuvieron que retrasar todos los torneos”, comenta Jaime. Desde el 26 de junio que volvieron a la pista los remontistas, e-Remonte ha ido creciendo poco a poco hasta el punto de empezar a organizar ellos mismos competiciones para esta temporada, como el I Torneo de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona que disputó su final el 9 de abril. A día de hoy, la plantilla dispone de un total de 17 remontistas profesionales con ocho zagueros y nueve delanteros. . 

Para este año quieren empezar con nuevos torneos que desde la fundación y e-Remonte llaman “zonales”. “Se trata de ir a distintas zonas como puede ser Tierra Estella o el Baztán. Es un reto que busca poner en marcha nuevas escuelas y hacer los torneos más interesantes”, asegura Jaime Aguirre. De esta forma buscan acercarse a los jóvenes repartidos por la comunidad que pueden interesarse en esta modalidad deportiva. El objetivo deportivo para este año está en, además de incrementar el número de los torneos en Navarra y a nivel estatal, sacar adelante lo que se conoce entre remontistas como el Circuito Internacional. Tras acercar el remonte a Francia en el año 2018, quieren mantener este objetivo internacional para esta temporada recién empezada.

e-Remonte dispone de 17 remontistas profesionales: 8 zagueros y 9 delanteros. Autor: Gonzalo Cámara.

Otros objetivos solidarios

Además de cumplir con los niños afectados por el cáncer, decidieron seguir aportando su grano de arena con otros fines solidarios. La Asociación de Esclerosis Múltiple de Navarra, la Clínica Josefina Arregui o la Asociación de Espina Bífida fueron algunas de las entidades a las que también se destinaron parte de los beneficios recaudados en los torneos.

En cuanto al método de recaudación de dinero, al tratarse de una ONG no tienen permitido cobrar la entrada a estos torneos, por lo que a Jaime y el resto del patronato de la fundación decidió pedir un donativo de cinco euros que más tarde destinarían íntegramente a Adano. “Para que la gente no dudara de estos donativos hicimos que varios voluntarios de Adano recaudaran estos donativos en los torneos. Así quedaba claro que iban por completo a ellos”, comenta Jaime. La organización de estas recaudaciones y la fluidez de los propios torneos tuvo una gran mejoría desde el año pasado, siendo el primer año en organizarse una bolsa de voluntarios para estas ocasiones.

Debido a que desde la Fundación Remonte se trabaja en el ámbito de una actividad declarada de interés social por ser la única modalidad de pelota autóctona nacida en Navarra, parte de su financiación proviene del Gobierno de Navarra. Por otro lado, los patrocinios deportivos privados es otra de las vías de financiación que es devuelta a estas empresas mediante su publicidad en los torneos.

El remonte es la única modalidad de pelota autóctona navarra. Foto de Gonzalo Cámara

La organización de festivales debe asegurar el sueldo de la plantilla de remontistas que está garantizada por e-Remonte, a lo que se suma el costo de la organización de estos festivales. Tampoco se puede olvidar el trabajo de las escuelas y, por lo tanto, el coste de materiales, monitores, material publicitario… Sin embargo, Jaime asegura que “el gasto es más bajo de lo que podría ser en realidad”, lo que les permite destinar parte de su presupuesto a fines solidarios como Adano y también a otras asociaciones.

“Gracias a Adano contactamos con la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer y a través de ellos pudimos ponernos en contacto con las asociaciones homólogas en cada ciudad que vamos”, comenta Jaime. Adano está integrada a esta federación, a la cual pertenecen un total de 21 asociaciones repartidas por todo el país. Cada una de ellas está presidida por padres de familia afectadas por el cáncer infantil. Durante los torneos celebrados en otras ciudades de España, el método de donaciones utilizado con estas asociaciones ha sido igual que el de Adano. Sin embargo, al tratarse de eventos puntuales en estas ciudades, la Fundación Remonte mantiene un acuerdo con los diferentes ayuntamientos de estas ciudades para asegurar un compromiso en sus donaciones hacia estas asociaciones locales dedicadas al cáncer infantil.

“Poder igualar una donación como la que tuvimos con Adano el año pasado sería un gran logro por nuestra parte”, asegura Jaime. Dado que este 2021 se presenta con fuerza de cara a su colaboración con los niños con cáncer y sus familias en Navarra, desde la fundación tienen una nueva meta: “Poder hacer más aportaciones a diferentes asociaciones que en su día ya estuvieron vinculadas”.

La labor de formación de la Fundación Remonte lleva desde 2004 viendo sus frutos. A pesar de la llegada de la pandemia, junto con la Federación Navarra de Pelota Vasca están logrando sacar adelante el trabajo de las pocas escuelas de remonte existentes en la Comunidad Foral de Navarra. Uno de sus últimos logros fue incorporar el remonte a los Juegos Deportivos de Navarra y el Campeonato Navarro de Clubes. El Club Deportivo Aoiz o K.E. de Doneztebe son algunos de los clubes que fomentan el Remonte en sus centros deportivos.

El remonte forma parte de los Juegos Deportivos de Navarra y el Campeonato Navarro de Clubes. Foto de la Fundación Remonte.

Para esta temporada, se repetirán la gran mayoría de los torneos con nuevas visitas a otras zonas de Navarra. “No podemos adelantarnos a nada sin saber qué situación sanitaria nos vamos a encontrar”, añade Jaime. A estos remontistas profesionales se les podrá ver competir en otros municipios como Ansoáin, Villava o Berriozar, sin embargo, la final no dejará de celebrarse en el conocido Frontón Labrit de Pamplona.

Con eventos de este tipo desde Adano se consiguen dos objetivos. Por un lado, dar visibilidad a la enfermedad, “que se sepa que el cáncer existe, que en el caso de los niños hay un alto rango de curación y darle visibilidad”, reclama Ana. La recaudación de fondos es el otro objetivo que añade Ana, pues se logra poner en marcha todos los programas que disponen en la asociación y, tras la llegada de la pandemia, dan especial importancia al programa psicosocial. Explica cómo en este programa se consigue tratar a los niños y sus familias desde el momento del diagnóstico y en todas las fases de la enfermedad.

La remontada al cáncer infantil
Adano se financia tanto por ayudas públicas como por donaciones privadas. Foto de Adano.

“El apoyo a la asociación no se limita a lo económico, pues gran parte de nuestras ayudas se alejan de lo material”

ANA MUNIÁIN, TRABAJADORA SOCIAL DE ADANO

A pesar de saber desde Adano que la Fundación Remonte sí continuará realizando su donación anual, aún desconocen la aportación económica que van a recibir para este 2021. Desde su fundación, más de 500 familias están registradas en Adano y según los datos proporcionados por la asociación, entre 16 y 18 se encuentra la media anual de nuevos diagnósticos de cáncer infantil en Navarra. La incógnita de la situación sanitaria puede cambiar lo previsto de un momento a otro. Adano cuenta con subvenciones de entidades públicas como Gobierno de Navarra o los diferentes ayuntamientos que han decidido colaborar con ellos y, por otra parte, las donaciones de entidades privadas como la Fundación Caja Navarra, Fundación La Caixa, entre otras entidades. También cuentan con donativos de particulares siendo una de sus vías de financiación por medio de una donación anual entre sus socios. “Hoy somos unos 1.400 socios. Gracias a estas fuentes de financiación conseguimos poner en marcha los diferentes programas psicosociales, económicos o de concienciación”, comenta Ana.

Sin embargo, Ana quiere remarcar cómo “el apoyo a la asociación no se limita a lo económico, pues gran parte de nuestras ayudas se alejan de lo material”. Este es uno de los otros ejemplos deportivos que han sido un gran apoyo para la asociación en los últimos años. En el pasado Festival de Navidad 2020, desde la Fundación Osasuna también colaboraron con los niños de Adano, acompañándolos en el hospital y otros detalles que nunca olvidarán como algunas visitas a El Sadar. “Este es un buen ejemplo de cómo hay muchas formas de colaborar con nosotros, no solo la económica. El año pasado también hubo varias empresas que colaboraron con nosotros trayendo regalos para nuestros niños en el Festival de Navidad”, añade Ana.

La Fundación Osasuna colabora con acompañamiento a los niños en el hospital y visitas al Sadar. Foto de Club Atlético Osasuna.

Algunos de sus programas como el de voluntariado se ha visto muy reducido, pues la no presencialidad ha hecho que muchas de sus actividades no pudieran realizarse con seguridad. En este momento, las condiciones sanitarias no permiten que en el hospital haya personas ajenas al paciente o al tratamiento que esté recibiendo. Sin embargo, la reinvención y búsqueda de alternativas de esta asociación no iban a tardar demasiado en llegar.

“Este 2021 es un año en el que toca reinventarse”, afirma Ana. Los ingresos estarán estancados, pero eso no nos excusa para empezar nuestros programas adaptados.

2020 fue sin duda un año de parón tanto en los ingresos económicos como en el tema de actividades y eventos solidarios. “2021 es un año en el que toca reinventarse”, afirma Ana. Los ingresos estarán estancados, sin embargo, eso no los excusa de empezar nuestros programas adaptados a las condiciones sanitarias actuales. ¿Qué necesitan actualmente? Obviamente cuentan con el apoyo económico para poder llevar a cabo las actividades y programas con las familias que dependen de la asociación. “Los objetivos se mantienen igual, siempre serán los mismos, el tema está en cómo los consigues y más aún con esta pandemia”, afirma Ana Muniáin.

“En el Festival de Navidad celebrado año pasado tuvimos la idea de hablar con un mago que dio un gran espectáculo vía telemática a los niños ingresados y los que estaban en sus casas. La experiencia fue muy buena y también hubo otras empresas y entidades que colaboraron”, recuerda Ana con mucha alegría. A pesar del confinamiento y meses de restricciones, el programa psicosocial no paró en ningún momento, pues los niños han seguido siendo diagnosticados y tratados de forma telemática. “De hecho el primer trimestre del año pasado se trataron 93 familias”, un dato que para Ana refleja la continuidad en el trabajo de la asociación.  

Los voluntarios son uno de los pilares base de esta asociación y, sobre todo, de las familias. Cuentan con ellos para una de sus actividades fundamentales en el acompañamiento de los niños en los hospitales. Toda persona interesada que quiere ser voluntaria en Adano sigue un proceso determinado establecido por la asociación. “En primer lugar, se recogen sus datos personales para que pueda formar parte de una base de datos en la que podemos contar con los diferentes perfiles y sus horarios según las necesidades que haya. Más tarde deben realizar una entrevista con nuestra psicóloga Amaia”, comenta Ana. Las reuniones de supervisión son el último paso de estos voluntarios, donde se tratan temas como las actividades o aspectos relevantes de los niños.

La última iniciativa a beneficio de Adano surgió a mitad del confinamiento. Desde la Federación de Coros de Navarra acudieron a cantar a los centros sanitarios como gesto de agradecimiento hacia su labor durante la primera ola de la pandemia. Decidieron llevar a cabo un certamen musical y “se les ocurrió que podría ser una buena idea distribuir en un pendrive las canciones grabadas en estos hospitales”, explica Ana. El reparto de estos dispositivos titulados “Canciones que nos dan la vida” se realizará a través de un donativo de veinte euros y mediante el cual toda persona interesada quedará inscrita como socio/a en la asociación. Esta iniciativa, al igual que otras realizadas todos los años, supone un avance en la visibilidad de la enfermedad, de la misma forma que es una buena oportunidad para Adano en su recaudación de fondos a lo largo de este año.

Suscríbete a la newsletter de Garrote Digital

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

úLTIMOS REPORTAJES

Nuevos TFGs, nuevos periodistas

Entre los meses de abril y mayo los alumnos de último curso de la Facultad de Comunicación exponen trabajos que consisten en la ideación de un medio de comunicación, tanto en su vertiente empresarial como en la redaccional. Este jueves serán 69 los alumnos que pasarán ante el jurado formado por María Moya, Ana Ormaechea y Leire Ariz. Hay siete grupos y presentarán dos miembros de cada uno. Los directores pasan por Garrote Digital para dar las claves.

Leer más

La crisis una oportunidad para el bosque

Juan Goñi tiene 53 años y es natural de Tafalla. Durante buena parte de su vida se ha dedicado a la informática, pero en un momento en el que ya no podía más con el estrés de la vida moderna, la ciudad y la vida urbana llena de prisas, decidió que tenía que  irse al campo y empezar de nuevo. Desde entonces trabaja como guía turístico de naturaleza en “Navarra al Natural” (Oronoz-Mugaire). Se considera orgulloso “hijo de Félix Rodríguez de la Fuente” como mucha gente de su generación en España

Leer más

One Last Breath, el estreno de Navarra en los videojuegos

Por primera vez en la historia Navarra va a contar con un videojuego íntegramente hecho en la provincia. Moonatic Studios son los encargados de llevarlo a cabo, un grupo de estudiantes del grado de superior de videojuegos de Creanavarra Un videojuego no se hace de un día para otro, o sino que se lo digan a Eneko Zubiaurre López y a su equipo de Moonatic Studios. La historia comenzó como un Trabajo de Fin…

Leer más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s