De las pistas de baile a las de pádel

Este deporte se ha convertido en una alternativa al ocio en tiempos de pandemia, especialmente entre los jóvenes

Es una época de cambios en los hábitos de la gente. Las restricciones para limitar la propagación del coronavirus han provocado que la gente lleve otro tipo de vida. Antes de la pandemia, salir de fiesta o ir a cenar a casa de amigos era lo normal entre los jóvenes. Socializar era mucho más fácil. Ahora, esos planes tan cotidianos están prohibidos o muy limitados. Sin embargo, hay un plan B. De las pistas de baile a la pista de pádel. Del tacón y el zapato a la deportiva. Del cubata a la pala. Lo que no ha cambiado es el objetivo de socializar. 

Recintos con pistas de pádel en la comarca de Pamplona

Pincha aquí o en la imagen para interactuar con el mapa

El simple hecho de hacer deporte y pasar un rato con los amigos es una de las razones principales por las que el pádel ha ganado tanta popularidad. “Como ahora no podemos hacer prácticamente nada, hay que buscar alternativas”, afirma Celia Olivar, una estudiante de 23 años que empezó a jugar al pádel el pasado diciembre. Para ella, el pádel se ha convertido en la alternativa a lo que antes era salir de fiesta para distraerse y socializar. “El pádel me ha ayudado mucho mentalmente para despejarme del día a día y olvidarme de los problemas. Además, se juega con amigos. Es una manera muy chula de conversar y de vernos”, señala.

Recintos o clubes deportivos con pistas de pádel en Navarra

Pincha aquí o en la imagen para interactuar en el mapa

“Ha sido una escapatoria para poder juntarte con gente. Después de los partidos se suele ir a tomar una cervecita, eso me gusta”, indica Hugo Musitu, un navarro de 23 años. Él empezó a jugar regularmente al pádel el pasado verano cuando un amigo le invitó. Le gustó y desde entonces juega con el mismo grupo. Xabi Mijangos, vizcaíno de 22 años que vive en Pamplona, no ve el pádel como una escapatoria a no poder salir de fiesta pero, al tener menos planes posibles, emplea más tiempo con sus amigos a otras cosas. “En mi cuadrilla siempre hemos practicado deportes, pero es verdad que al tener más tiempo y menos resacas uno tiene tiempo de disfrutar de otras cosas que antes no hacíamos tanto como el pádel”, indica.

Deporte seguro

Algunos deportes se han visto perjudicados por las normas sanitarias al ser actividades que requieren un contacto, como el fútbol, o porque son en recintos cerrados, lo cual aumenta el riesgo de contagio. Sin embargo, las características del pádel hacen que sea un deporte seguro. Se practica al aire libre, se juega con un máximo de cuatro personas, no requiere contacto y se juega en un espacio de unos 200 metros cuadrados, lo que mide una pista de pádel. 

Ana de Miguel, Maite Sánchez, Eva de Miguel y Verónica Goyena son una cuadrilla de amigas que juegan regularmente al pádel a raíz de la pandemia. Las cuatro consideran que es un deporte óptimo para practicar en estos momentos: “Siendo al aire libre, sin contacto y entre pocas personas, es un deporte bastante seguro y al mismo tiempo social”, señala Eva. “Creo que el pádel es un deporte muy seguro para cumplir con las normas sanitarias”, añade Maite.

Mientras que las discotecas están vacías, en el Club de Tenis de Pamplona hay 410 personas apuntadas a clases de pádel. Autor: Víctor Riancho.

Félix Azagra Antón, director de pádel del Club Tenis de Pamplona, también afirma que es un deporte seguro frente al coronavirus: “No veo ningún peligro al jugar al pádel, es un deporte seguro en estas condiciones. A las pruebas me remito: en el Club Tenis de Pamplona no hemos tenido ningún caso de contagio por jugar al pádel en las instalaciones”. El director de Ipartenis, Julen Aguirre Garín, está de acuerdo. “Se pueden respetar las distancias, es al aire libre y lo juegan pocas personas juntas. Si nunca lo han prohibido es por algo”, concluye. 

El pádel para ligar

El parón del ocio nocturno le ha complicado a los jóvenes el conocer a gente nueva. Un hecho que antes se intentaba —al menos— en bares y discotecas. “Creo que es una buena excusa para quedar con alguien, entonces creo que sí que sirve para ligar, aunque en mi caso no”, comenta riéndose Ana de Miguel. Carla Logroño, otra estudiante de 21 años, cree que va más allá de ligar o no: “Más que ligar, creo que simplemente te permite conocer a muchas personas, sobre todo porque el partido de pádel nunca se queda en un partido, siempre acaba con ir a una terraza a tomar algo”.

Hugo Musitu cree que sí se liga jugando, aunque aún no lo haya conseguido (Hugo somos todos): “Lamentablemente todavía no he ligado, pero sí que hay momentos en los que uno piensa que a lo mejor hay que tirarle más bolas a esa moceta. Sin embargo, el poder ligar jugando no es una motivación extra para ir a jugar”.

El director del Club Ipartenis, Julen Aguirre, cree que hay una relación clara entre las limitaciones de ocio que hay y el auge del pádel: “Al salir de pista hay muchos encuentros para ir a tomar algo. Creo que ha servido como sustituto del ocio porque la gente socializa y liga”

Las características del pádel hace que sea un deporte seguro: pista al aire libre, sin contacto y máximo de cuatro personas. Autor: Víctor Riancho.

Negocio del pádel, beneficiado

El negocio del pádel ha sido uno de los grandes beneficiados en esta pandemia debido al auge que ha tenido. Lo primero que se ve al entrar en la tienda de material deportivo Deportes Zariquiegui son palas de pádel junto a zapatillas. El dueño de la tienda, Patxi Zariquiegui, ha notado este crecimiento en las ventas:

“Las ventas de material de pádel se han duplicado. El problema ahora es que no hay material suficiente. Hay problemas de abastecimiento. La demanda está muy por encima de las previsiones iniciales”.

Países como Francia, Dinamarca o Noruega, en los que antes apenas se practicaba este deporte, han empezado a jugarlo y, por tanto, la distribuidora del material, proveniente de China y Filipinas, exporta a toda Europa. 

Patxi Zariquiegui, dueño de Deportes Zariquiegui: “El pádel se ha duplicado, no hay material suficiente”. Autor: Nicolás Puig.

Además, el precio de un contenedor con material de pádel se ha triplicado, según el dueño de esta tienda de deportes en el centro de Pamplona: “Ahora un contenedor de China, en vez de valer 3.000 euros, vale 9.000. Como no hay ninguna fábrica en Europa, se están aprovechando.” Sin embargo, aunque las ventas de material de pádel se han disparado un 50% en esta tienda local, la situación no es óptima para el negocio en términos generales, explica Zariquiegui. “El pádel ha ido muy bien, pero del resto estoy vendiendo un 30% menos, por eso la situación es complicada”, añade.

“Hemos notado que los alquileres de pistas y las clases de pádel han crecido con respecto a otros años. Hay días que simplemente no se puede alquilar ninguna pista, está todo lleno y la gente está al acecho”, explica el director de Ipartenis. En este club de pádel y tenis de la Comarca de Pamplona, los alquileres de pista cuestan entre dos y cinco euros, dependiendo del abono que tengan los socios.

En el Club Tenis Pamplona la situación es la misma. “Todas las pistas están cogidas a todas horas. En el club, de 9 a 21 horas está todo cogido, normalmente”, afirma Azagra, director de pádel del club. En el Tenis hay 410 personas apuntadas a clases, y entre 30 y 40 están en lista de espera por falta de plazas.

En Ayegui, la Escuela Pádel Ardantze también ha visto un crecimiento. Bruno Araiz Gainza, monitor de la escuela, cree que este auge se debe a las limitaciones en otros deportes:

“La pandemia ha supuesto un empujón para el pádel por el hecho de que la mayoría de deportes colectivos han estado prohibidos o condicionados por la situación sanitaria.”

Él mismo explica que el número de inscripciones en la escuela han subido mucho para el segundo trimestre de 2021. “Lo que falta ahora es que recuperemos la normalidad para que la gente pueda tomarse unas cañas después de jugar en la escuela”, señala Gainza, ya que la cafetería del recinto de las instalaciones permanece cerrada por la situación actual. 

Bruno Araiz, monitor de Padel Ardantze: “El pádel ha subido mucho porque no se permiten otros deportes colectivos”. Autor: Lucas Domaica.

Aunque no se sabe cuándo, las discotecas volverán a abrir sus puertas, la gente podrá recuperar los hábitos que tenía antes de la pandemia, pero la moda de jugar al pádel tiene pinta de que continuará. “La gente que empieza a jugar al pádel se queda”, señala Gainza.

De momento, los domingos de pádel están asegurados en nuestra comunidad hasta que el toque de queda no se levante. Cuando esto finalice y los jóvenes vuelvan a las pistas de baile, habrá que ver si el plan de un partido el domingo sigue adelante. Lo que está claro es que no es lo mismo proponerlo un sábado a las diez de la noche teniendo la obligación de estar en casa a las once que hacerlo entre chupitos y cubatas a las cinco de la mañana con reggaeton y ráfagas cegadoras quitando credibilidad a la propuesta. Todos lo hemos hecho, al final solo se presentaba el valiente.

Subscríbete a la newsletter de Garrote Digital

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

úLTIMOS REPORTAJE

Nuevos TFGs, nuevos periodistas

Entre los meses de abril y mayo los alumnos de último curso de la Facultad de Comunicación exponen trabajos que consisten en la ideación de un medio de comunicación, tanto en su vertiente empresarial como en la redaccional. Este jueves serán 69 los alumnos que pasarán ante el jurado formado por María Moya, Ana Ormaechea y Leire Ariz. Hay siete grupos y presentarán dos miembros de cada uno. Los directores pasan por Garrote Digital para dar las claves.

Leer más

La crisis una oportunidad para el bosque

Juan Goñi tiene 53 años y es natural de Tafalla. Durante buena parte de su vida se ha dedicado a la informática, pero en un momento en el que ya no podía más con el estrés de la vida moderna, la ciudad y la vida urbana llena de prisas, decidió que tenía que  irse al campo y empezar de nuevo. Desde entonces trabaja como guía turístico de naturaleza en “Navarra al Natural” (Oronoz-Mugaire). Se considera orgulloso “hijo de Félix Rodríguez de la Fuente” como mucha gente de su generación en España

Leer más

One Last Breath, el estreno de Navarra en los videojuegos

Por primera vez en la historia Navarra va a contar con un videojuego íntegramente hecho en la provincia. Moonatic Studios son los encargados de llevarlo a cabo, un grupo de estudiantes del grado de superior de videojuegos de Creanavarra Un videojuego no se hace de un día para otro, o sino que se lo digan a Eneko Zubiaurre López y a su equipo de Moonatic Studios. La historia comenzó como un Trabajo de Fin…

Leer más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s